Si ustedes son una pareja de recién casados, felicidades en su matrimonio,  ¡este artículo en nuestro blog es para ustedes! Si ya han estado casados por algún tiempo, este tema también es de interés para ustedes, ¡sigan leyendo!

Las fiestas de fin de año representan un gran desafío para los matrimonios y la vida familiar.  Todos disfrutamos reunirnos con la familia y los amigos y pasar tiempo con ellos.  Pero ¿qué sucede cuando la familia extendida por los dos lados espera que pasen la Navidad o el Año Nuevo con ellos? ¿Lo pasan con la familia de él? ¿Lo pasan con la familia de ella? ¿O quieren comenzar sus propias tradiciones  como una nueva familia?

Todas estas preguntas son muy válidas y todas las parejas de recién casados deben contestar a ellas en algún momento.  Lo más importante es saber que no hay respuestas perfectas. Como en muchos otros temas, cuando se trata de decidir donde pasar las fiestas de fin de año, lo más importante es el diálogo entre usted y su esposo (a).  Por lo tanto aquí les presentamos algunos aspectos que pueden considerar al tener esta conversación.

La Familia de Origen

Recuerden el segmento Familia de Origen en su preparación matrimonial y recuerden que ustedes dos vienen de diferentes familias con diferentes tradiciones.  Una no es mejor que la otra, son diferentes y hay un gran valor en las dos.  Tomen un tiempo para compartir sus propias tradiciones sobre las fiestas de fin de año cuando ustedes estaban creciendo.

Tradiciones Antiguas vs. Nuevas Tradiciones

Después de hablar y compartir sus propias experiencias y tradiciones de sus propias familias de origen, tengan un diálogo abierto y honesto sobre su propia familia, la familia que ustedes han formado: ¿quieren comenzar nuevas tradiciones juntos? o ¿quieren ser parte de las tradiciones de sus familias de origen? Recuerden que no hay respuestas correctas e incorrectas a esta pregunta, ¡solo respuestas honestas!

Negociar, encontrar el punto medio o el terreno común

¿Qué pasaría si los dos quieren pasar la Navidad con sus padres y hermanos? ¿Qué pasaría si recibieran invitaciones para pasar el Año Nuevo con los dos lados de la familia? ¿Qué harían? ¿Dónde irían?  Este es el momento para negociar, momento de encontrar el punto medio, tiempo de dar algo para ganar algo.  ¿Recuerdan ese segmento de la preparación matrimonial que habla sobre la “Resolución de Problemas”?, bueno, ahora es el momento de ponerlo en práctica.  Utilicen las herramientas aprendidas para poder expresar lo que cada uno quiere, escuchen lo que su esposo (a) quiere, y luego JUNTOS encuentren el punto medio.  Lo que más importa aquí no es el resultado, sino el proceso, el diálogo, el amor y el entendimiento que utilicen.  Encuentren su propia solución, la alternativa que va a funcionar para su matrimonio.  PRIMERO PIENSE EN LO QUE HARÁ FELIZ A SU ESPOSO (A), y luego piense en la familia extendida y en los amigos.

Asistir a una celebración de fin de año con la familia extendida es muy divertido, pero asistir a cualquier celebración “Juntos-Como-Uno” es lo que Dios realmente quiere de ustedes.  ¿Serán las fiestas de fin de año lo mismo que cuando ustedes estaban creciendo? ¡NO! Serán aún mejor ahora que ya han formado su propia familia.  Disfruten de estas fiestas de fin de año, que tengan una bendecida Navidad y un Nuevo Año lleno de la gracia de Dios.

De sus amigos en The Marriage Group.

El nombre Adviento (de la palabra latina Adventus, que significa venida) se aplica, en la Iglesia Latina, a ese periodo del año, durante el cual la Iglesia pide a los fieles que se preparen para la celebración de la fiesta de Navidad, el aniversario del nacimiento de Jesucristo.

El tiempo de Adviento dura cuatro semanas y la preparación para la venida de Jesucristo debe tomarse en tres contextos diferentes: el nacimiento de Cristo en Navidad, la venida de Jesús a nuestras vidas en el Sacramento de la Sagrada Comunión y la venida de Cristo al final de los tiempos.

El color morado usado durante el tiempo de Adviento simboliza penitencia, preparación y sacrificio.  Excepto en la tercera semana de Adviento (Domingo de Gaudete, que significa Domingo de gozo o regocijo) cuando el color morado es reemplazado por el color rosa que simboliza la alegría de que la Navidad está por llegar.

El Significado de la Corona de Adviento

La forma circular de la Corona de Adviento simboliza la naturaleza eterna de Dios; El no tiene comienzo ni final.  Las cuatro velas simbolizan los cuatro Domingos de Adviento. Tres de esas velas son moradas y una es de color rosa, esa es la vela que se enciende en el Domingo de Gaudete.

Adviento y la preparación matrimonial

El Adviento es el tiempo de la esperanza, el tiempo de preparación para lo que viene.  En Adviento experimentamos la anticipación y la emoción  de prepararnos para algo que disfrutamos y algo que hemos estado esperando.  De muchas formas, la preparación matrimonial es como el tiempo de Adviento.  Es la anticipación y la preparación que se lleva a cabo con anticipación.  El tiempo que dedicamos a la preparación matrimonial está lleno de anticipación y expectación por la celebración de la boda y también por la nueva vida que la pareja comenzará juntos como familia.

Cada vez que ustedes completen sus sesiones de preparación matrimonial o los segmentos de sus cursos online, es como encender una vela en la corona de Adviento, sentirán una sensación de haber dado un paso más y que el gran dia ya esta mas cerca.  A medida que avancen en su preparación matrimonial sentirán la anticipación de la nueva vida matrimonial que están a punto de comenzar.  De la misma forma, nuestro camino de Adviento nos lleva mas y mas cerca del nacimiento de Jesucristo y su venida al mundo, haciendo nuevas todas las cosas.

Que tengan un bendecido tiempo de Adviento

Esperamos que esta temporada de Adviento les ayudará a reflexionar más profundamente en el verdadero sentido de la Navidad y la venida de nuestro Señor Jesucristo a nuestras vidas.  Alegrémonos en el hecho de que El quiere venir a nuestras vidas y renovar la faz de la tierra.  Preparemos nuestros corazones para su venida y amemos de la misma forma en que El nos ama.

¿Está Considerando Utilizar los Cursos de Preparación Matrimonial Online para su Diócesis o Parroquia? Aquí hay 3 Cosas que debe Considerar

“Hay diversas maneras legítimas de organizar la preparación próxima al matrimonio, y cada Iglesia local discernirá lo que sea mejor, procurando una formación adecuada que al mismo tiempo no aleje a los jóvenes del sacramento.”(Amoris Laetitia #207)

Como líderes ministeriales en una parroquia o en una diócesis, a menudo se nos presentan esos ‘casos especiales’. Siempre hay alguien que no puede asistir a los talleres o retiros de preparación matrimonial. A veces, los horarios no se ajustan a todos, o a veces la distancia, las profesiones, los estudios o el trabajo pueden también ser un factor.
Cuando eso sucede y cuando esas parejas vienen a nosotros pidiendo nuestra ayuda para su preparación matrimonial pero debido a diferentes circunstancias no pueden asistir a los programas diocesanos o parroquiales que se ofrecen, la iglesia nos llama a ofrecer opciones para que así estas parejas puedan así completar su preparación matrimonial.

Estas opciones incluyen la preparación matrimonial online, para que no alejemos a la pareja del sacramento, sino que los animemos a que se acerquen más a Dios y a la iglesia.

En este artículo, examinaremos nuestras actitudes como ministros hacia la utilización de métodos de preparación matrimonial que pueden no ser los tradicionales que se han utilizado siempre. Les invitamos a abrir la mente y el corazón a nuevas formas de llegar a aquellos que necesitan nuestros servicios pastorales.

1. Atrévase a intentar algo nuevo

Lo nuevo siempre trae consigo un elemento de miedo a lo desconocido, esto es algo completamente normal.  Hay dos actitudes que podemos tener enfrente al miedo: podemos dejar que el miedo nos paralice y no nos deje hacer nada o podemos enfrentarnos a ese miedo y superarlo.

Recuerde lo que la Biblia repite tantas veces, “No tengas miedo” (Josué 1, 9)

El miedo puede ser transformado en el combustible que nos mueve hacia la acción.  Normalmente le tenemos miedo a aquello que no conocemos, por lo tanto, si no sabe mucho sobre el aprendizaje por internet y la preparación matrimonial online, le invitamos a aprender más sobre estos temas.  Pregúntele a quienes  tienen más experiencia, los profesionales en la materia, consulte con sus colegas, aquellos que ya han usado los programas de preparación matrimonial online y vea cuáles han sido sus experiencias con los cursos por internet. ¡Consulte con nosotros! En The Marriage Grouptenemos un excelente grupo de profesionales, muy amistosos y con mucha experiencia que desean ayudarle y contestar cualquier pregunta que usted pueda tener, también podemos entablar una conversación para ver cuál es el mejor camino para poder solucionar las necesidades de su parroquia o diócesis. Lo más importante es ver la realidad a través de unos lentes diferentes y estar abiertos a lo que la tecnología nos ofrece hoy en día, una forma nueva de hacer ministerio y llegar a muchas más personas.

2. Conozca su audiencia

La Generación Milenaria. Una vez que haya vencido sus miedos, será tiempo de conocer su audiencia que también necesita su atención y cuidado pastoral. A ellos se les conoce como la generación milenaria; esta generación creció con dispositivos electrónicos digitales que facilitan la comunicación el aprendizaje y la conectividad. Ellos no solamente esperan que la tecnología esté presente en todo lugar, sino que también esperan que esta tecnología les ayude a solucionar los problemas de sus vidas. Para los milenarios, la experiencia online es la vida real. El mundo para ellos es más pequeño, las distancias son más cortas.  Ellos se comunican con familiares y amigos usando la tecnología.El sentido de comunidad y de iglesia para ellos también es diferente al de otras generaciones. ¿Cómo vamos a responder nosotros como ministros de la iglesia a las necesidades de los milenarios? ¿Somos lo suficientemente valientes para decirles “bienvenidos” a una generación que utiliza la tecnología como una forma de comunicarse, aprender, involucrarse e interactuar? Eso es exactamente lo que ofrece la preparación matrimonial online. La preparación matrimonial online es una oportunidad para que la generación milenaria se involucre en una iglesia que les da la bienvenida así como ellos son y allí donde ellos se encuentran, con sus ocupados horarios, con desafíos de distancias, con obstáculos de trabajo y estudios, etc. Para la generación milenaria, la experiencia online es algo natural.  Ver un video y reflexionar sobre ese video por video-chat con su comprometido-a, reflexionar sobre ese video y anotar sus pensamientos en su iPad, es tan enriquecedor para ellos como lo es el asistir a un taller de 8 horas para alguien de otra generación. Demostremosle  a los milenarios que ellos también tienen un lugar a la mesa y que ellos también son miembros del Cuerpo de Cristo.

3. Confíe en la pareja:

Una de las tentaciones que encontramos cuando decidimos utilizar el método de preparación matrimonial online es querer tratar a la pareja como niños sometiendolos a exámenes para asegurarnos de que vieron los videos y contestaron las preguntas.  Se ha comprobado que en la preparación sacramental (Primera Eucaristía y Confirmación) someter a los niños y jóvenes a exámenes es contraproducente. ¿Podemos medir y ponerle un grado a la fe? ¿Podemos evaluar la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas? ¿Podemos ponerle un número a nuestro proceso de conversión? Si ya hemos dejado de hacerles exámenes a los niños de Primera Comunión y Confirmación, ¿Por qué todavía queremos hacerle exámenes a las parejas que eligen hacer su preparación matrimonial online? Debemos recordar que estas parejas son adultos y como adultos debemos tratarlos con respeto y confianza. La experiencia online de preparación matrimonial (videos, guía de reflexión y los ejercicios) le da a usted como ministro las herramientas que le demostrarán claramente si la pareja vió los contenidos de los videos y las preguntas que se les ofrecieron para la reflexión y para compartir. Pero debemos resistir la tentación de someter a la pareja a un examen; en vez, debemos ofrecerles un espacio donde ellos puedan entrar en un diálogo entre adultos sobre los contenidos del curso online y lo que aprendieron.

Como líderes ministeriales, nos gusta tener una caja de herramientas, un lugar donde podamos obtener respuestas a nuestras preguntas sin tener que reinventar la rueda. La preparación matrimonial online puede ser una muy buena herramienta en su caja de herramientas para el ministerio.  ¡Nosotros sabemos que lo que usted está haciendo en su ministerio ya sea diocesano o parroquial es excelente! ¡Ustedes están haciendo un muy buen trabajo! Pero ¿qué están haciendo por esas parejas que no se ajustan a los horarios y esquemas de sus clases y talleres? ¿Qué están haciendo por aquellos que tienen razones válidas o conflictos con sus clases de preparación matrimonial? Nosotros estamos aquí para ustedes como una opción y estamos disponibles para unirnos a ustedes y ofrecerles una herramienta más para su caja de herramientas ministeriales. ¡Vamos a trabajar juntos!

¡Se van a casar en la Iglesia Católica, Felicidades! Ahora que ya han tomado esta gran decisión en sus vidas, y han decidido comenzar este proceso, puede que hayan escuchado hablar del término “Pre-Caná” y puede que se estén preguntando qué es y en qué le beneficiará a usted y a su futuro esposo/a.

Veamos el primer milagro que hizo Jesús y que recordemos que este milagro sucedió en una boda. El pueblo donde se celebró esta boda se llamaba Caná de Galilea y Jesús, su madre y sus amigos estaban invitados.

Por lo tanto, la palabra Caná viene de la ciudad o pueblo donde Jesús realizó su primer milagro y que sucedió en una boda.  Por este motivo, la preparación que la iglesia ofrece a las parejas que se van a casar se llama Pre-Caná, o en otras palabras “antes-de-la-boda”.

Los eventos Pre-Caná son organizados por una Oficina Diocesana o por una Parroquia y pueden variar en su formato.

En un evento Pre-Caná, usted y su novio/a se van a preparar para el sacramento del matrimonio.  Ustedes tendrán la oportunidad de hablar sobre temas muy importantes tales como: Familia de Origen, Espiritualidad del Matrimonio, Asuntos de Dinero, Resolución de Conflictos, Intimidad y Sexualidad, Teología del Matrimonio, etc.  Es muy importante que ustedes reflexionen con apertura y honestidad sobre estos temas y que comparta sus reflexiones con su pareja.  Estos eventos Pre-Caná les daran oportunidades para orar, reflexionar y compartir con su novio/a.

El evento Pre-Caná que ustedes elijan asistir puede tener distintos formatos: Puede ser una serie de reuniones semanales con una pareja de padrinos en su casa, un retiro de un fin de semana con otras parejas de comprometidos, un curso online, una serie de reuniones con su sacerdote, etc. Todas las experiencias organizadas y sistemáticas que le ayuden a usted y a su novio/a a prepararse para el sacramento del matrimonio son llamadas Pre-Caná y la iglesia se las ofrece como una herramienta para ayudarles a prepararse mejor para el matrimonio.

The Marriage Group les ofrece con mucho gusto una experiencia Pre-Cana online que es flexible, disponible en cualquier momento, actualizada y divertida de utilizar. Nuestros cursos online les ofrecen el mismo contenido que ustedes recibirán en otras experiencias Pre-Cana, pero en la comodidad de su propia casa.

Si ustedes ya han utilizado nuestros cursos, esperamos que puedan compartir su experiencia con otros, y si van a usar nuestros cursos, esperamos que entren en este tiempo de preparación y formación con un corazón abierto y la mente dispuesta y que sobretodo sepan que cuentan con nuestra oración y nuestro apoyo por su futuro matrimonio.