La Cuaresma es un tiempo de preparación para la resurrección de Nuestro Señor Jesucristo.  La Iglesia ha establecido este tiempo como un período de oración, ayuno y obras de caridad para que podamos estar espiritualmente preparados para celebrar la resurrección de Nuestro Señor.
Este tiempo de preparación dura 40 días. El numero 40 es usado en la Biblia varias veces como una forma de preparación para algo más que va a venir: en la historia del diluvio llovió durante 40 días (Genesis 7, 4-12); Moisés estuvo en la montaña por 40 días y 40 noches (Éxodo 34, 28); el pueblo de Israel peregrinó por el desierto por 40 años (Josué 5,6) y Jesús pasó 40 días en el desierto antes de comenzar su ministerio público (Mateo 4, 1-2).

Cuaresma y las parejas de comprometidos

Si están comprometidos para casarse, la Cuaresma es un muy buen tiempo para orar y reflexionar y también un tiempo de preparación.
Debido a que la Cuaresma es un tiempo de preparación para la Pascua, también es una invitación para usted y su novio (a) para que se prepararen para la celebración del Sacramento del Matrimonio.  Esta preparación puede tomar diferentes formas: pueden asistir a un retiro organizado por su diócesis o parroquia, pueden asistir a clases de preparación matrimonial ya sea en grupo o uno a uno con una pareja de padrinos y también pueden tomar estas clases online aquí. Todas estas opciones son aprobadas por la Iglesia y están disponibles para ustedes.

Cuaresma y las parejas casadas

Si recientemente se han casado en la Iglesia Católica y están comenzando a construir su propia familia y sus propias tradiciones familiares, la Cuaresma es un muy buen momento para establecer algunas prácticas que son espiritualmente importantes para ustedes dos.
Comiencen por compartir cómo cada una de sus familias de origen se preparaban para la Pascua durante este tiempo de Cuaresma. ¿Asistían juntos a los servicios de reconciliación como familia? ¿Hacían algo especial para ayunar y para dar limosna a los más necesitados?  Una vez que hayan compartido estas historias, establezcan sus propias tradiciones cuaresmales. ¿Qué quieren hacer durante la Cuaresma ahora que están casados?  Asegúrense de incluir tiempo para la oración, tanto individualmente como en pareja, y también tiempo para hacer ayuno y para hacer obras de caridad.

Cuaresma y familia

La Cuaresma les da a las familias una muy buena oportunidad de reunirse para la oración y para reflexionar en las cosas que queremos cambiar. Es importante destacar los aspectos de perdón, reconciliación, y aceptación de unos con otros en la familia. La oración familiar antes de las comidas es un tiempo especial para expresar nuestro agradecimiento por lo que tenemos y pedirle a Dios que nos ayude a estar conscientes de los que son menos afortunados.  La oración de la noche también es un buen momento para detenernos y reflexionar en lo que hemos hecho mal y pensar en quiénes hemos ofendido durante el día.
Practicar las obras corporales de misericordia como familia también es una buena práctica de Cuaresma, dar de comer al hambriento, vestir al desnudo, visitar a los enfermos, son todas actividades que la familia completa puede practicar.
La Cuaresma es una invitación para todos nosotros para que cambiemos nuestro comportamiento (conversión) y comenzar una nueva vida con el Señor Resucitado en la Pascua.  Hagamos buen uso de estos 40 días y realmente hagamos un cambio en nuestras vidas y en las vidas de aquellos a nuestro alrededor.
Muchas bendiciones en este Tiempo de Cuaresma
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.