¿Está Considerando Utilizar los Cursos de Preparación Matrimonial Online para su Diócesis o Parroquia? Aquí hay 3 Cosas que debe Considerar

“Hay diversas maneras legítimas de organizar la preparación próxima al matrimonio, y cada Iglesia local discernirá lo que sea mejor, procurando una formación adecuada que al mismo tiempo no aleje a los jóvenes del sacramento.”(Amoris Laetitia #207)

Como líderes ministeriales en una parroquia o en una diócesis, a menudo se nos presentan esos ‘casos especiales’. Siempre hay alguien que no puede asistir a los talleres o retiros de preparación matrimonial. A veces, los horarios no se ajustan a todos, o a veces la distancia, las profesiones, los estudios o el trabajo pueden también ser un factor.
Cuando eso sucede y cuando esas parejas vienen a nosotros pidiendo nuestra ayuda para su preparación matrimonial pero debido a diferentes circunstancias no pueden asistir a los programas diocesanos o parroquiales que se ofrecen, la iglesia nos llama a ofrecer opciones para que así estas parejas puedan así completar su preparación matrimonial.

Estas opciones incluyen la preparación matrimonial online, para que no alejemos a la pareja del sacramento, sino que los animemos a que se acerquen más a Dios y a la iglesia.

En este artículo, examinaremos nuestras actitudes como ministros hacia la utilización de métodos de preparación matrimonial que pueden no ser los tradicionales que se han utilizado siempre. Les invitamos a abrir la mente y el corazón a nuevas formas de llegar a aquellos que necesitan nuestros servicios pastorales.

1. Atrévase a intentar algo nuevo

Lo nuevo siempre trae consigo un elemento de miedo a lo desconocido, esto es algo completamente normal.  Hay dos actitudes que podemos tener enfrente al miedo: podemos dejar que el miedo nos paralice y no nos deje hacer nada o podemos enfrentarnos a ese miedo y superarlo.

Recuerde lo que la Biblia repite tantas veces, “No tengas miedo” (Josué 1, 9)

El miedo puede ser transformado en el combustible que nos mueve hacia la acción.  Normalmente le tenemos miedo a aquello que no conocemos, por lo tanto, si no sabe mucho sobre el aprendizaje por internet y la preparación matrimonial online, le invitamos a aprender más sobre estos temas.  Pregúntele a quienes  tienen más experiencia, los profesionales en la materia, consulte con sus colegas, aquellos que ya han usado los programas de preparación matrimonial online y vea cuáles han sido sus experiencias con los cursos por internet. ¡Consulte con nosotros! En The Marriage Grouptenemos un excelente grupo de profesionales, muy amistosos y con mucha experiencia que desean ayudarle y contestar cualquier pregunta que usted pueda tener, también podemos entablar una conversación para ver cuál es el mejor camino para poder solucionar las necesidades de su parroquia o diócesis. Lo más importante es ver la realidad a través de unos lentes diferentes y estar abiertos a lo que la tecnología nos ofrece hoy en día, una forma nueva de hacer ministerio y llegar a muchas más personas.

2. Conozca su audiencia

La Generación Milenaria. Una vez que haya vencido sus miedos, será tiempo de conocer su audiencia que también necesita su atención y cuidado pastoral. A ellos se les conoce como la generación milenaria; esta generación creció con dispositivos electrónicos digitales que facilitan la comunicación el aprendizaje y la conectividad. Ellos no solamente esperan que la tecnología esté presente en todo lugar, sino que también esperan que esta tecnología les ayude a solucionar los problemas de sus vidas. Para los milenarios, la experiencia online es la vida real. El mundo para ellos es más pequeño, las distancias son más cortas.  Ellos se comunican con familiares y amigos usando la tecnología.El sentido de comunidad y de iglesia para ellos también es diferente al de otras generaciones. ¿Cómo vamos a responder nosotros como ministros de la iglesia a las necesidades de los milenarios? ¿Somos lo suficientemente valientes para decirles “bienvenidos” a una generación que utiliza la tecnología como una forma de comunicarse, aprender, involucrarse e interactuar? Eso es exactamente lo que ofrece la preparación matrimonial online. La preparación matrimonial online es una oportunidad para que la generación milenaria se involucre en una iglesia que les da la bienvenida así como ellos son y allí donde ellos se encuentran, con sus ocupados horarios, con desafíos de distancias, con obstáculos de trabajo y estudios, etc. Para la generación milenaria, la experiencia online es algo natural.  Ver un video y reflexionar sobre ese video por video-chat con su comprometido-a, reflexionar sobre ese video y anotar sus pensamientos en su iPad, es tan enriquecedor para ellos como lo es el asistir a un taller de 8 horas para alguien de otra generación. Demostremosle  a los milenarios que ellos también tienen un lugar a la mesa y que ellos también son miembros del Cuerpo de Cristo.

3. Confíe en la pareja:

Una de las tentaciones que encontramos cuando decidimos utilizar el método de preparación matrimonial online es querer tratar a la pareja como niños sometiendolos a exámenes para asegurarnos de que vieron los videos y contestaron las preguntas.  Se ha comprobado que en la preparación sacramental (Primera Eucaristía y Confirmación) someter a los niños y jóvenes a exámenes es contraproducente. ¿Podemos medir y ponerle un grado a la fe? ¿Podemos evaluar la acción del Espíritu Santo en nuestras vidas? ¿Podemos ponerle un número a nuestro proceso de conversión? Si ya hemos dejado de hacerles exámenes a los niños de Primera Comunión y Confirmación, ¿Por qué todavía queremos hacerle exámenes a las parejas que eligen hacer su preparación matrimonial online? Debemos recordar que estas parejas son adultos y como adultos debemos tratarlos con respeto y confianza. La experiencia online de preparación matrimonial (videos, guía de reflexión y los ejercicios) le da a usted como ministro las herramientas que le demostrarán claramente si la pareja vió los contenidos de los videos y las preguntas que se les ofrecieron para la reflexión y para compartir. Pero debemos resistir la tentación de someter a la pareja a un examen; en vez, debemos ofrecerles un espacio donde ellos puedan entrar en un diálogo entre adultos sobre los contenidos del curso online y lo que aprendieron.

Como líderes ministeriales, nos gusta tener una caja de herramientas, un lugar donde podamos obtener respuestas a nuestras preguntas sin tener que reinventar la rueda. La preparación matrimonial online puede ser una muy buena herramienta en su caja de herramientas para el ministerio.  ¡Nosotros sabemos que lo que usted está haciendo en su ministerio ya sea diocesano o parroquial es excelente! ¡Ustedes están haciendo un muy buen trabajo! Pero ¿qué están haciendo por esas parejas que no se ajustan a los horarios y esquemas de sus clases y talleres? ¿Qué están haciendo por aquellos que tienen razones válidas o conflictos con sus clases de preparación matrimonial? Nosotros estamos aquí para ustedes como una opción y estamos disponibles para unirnos a ustedes y ofrecerles una herramienta más para su caja de herramientas ministeriales. ¡Vamos a trabajar juntos!

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.