¿Se ha preguntado alguna vez quién instituyó el sacramento del matrimonio en la Iglesia Católica? ¿Se ha preguntado dónde está el sacramento del matrimonio en la Biblia?
Esta puede ser una pregunta que es importante para usted y su novio o novia, especialmente ahora que se están preparando para el matrimonio. Veamos lo que la Biblia nos dice.

MATRIMONIO EN LA BIBLIA

La Biblia nos dice que Dios creó al hombre y a la mujer, y después de crearlos , lo primero que hizo fue bendecirlos, “Dios los bendijo…” (Gn 1, 28) esto nos dice, que desde el principio la unión de un hombre y una mujer es bendecida por su Dios creador. Dios mira con favor esta nueva unión. El matrimonio era lo que Dios había planeado para el hombre y la mujer.

Esta unión de un hombre y una mujer tiene también otras implicaciones; Dios les dice, “Sean fecundos, multiplíquense, llenen la tierra y sométanla.” Gn. 1, 28) Aqui podemos ver claramente la conexión entre el matrimonio y el establecimiento de una familia. El hombre y la mujer están llamados a crear juntos, esta unión se transforma en la base de la sociedad.

CRISTO INSTITUYÓ EL SACRAMENTO DEL MATRIMONIO

En el Nuevo Testamento vemos que Jesús nos recuerda las mismas verdades que ya habían sido mencionadas en el libro del Génesis.

Jesús dice: “»¿No han leído ustedes que el Creador, desde el principio, los hizo varón y mujer; 5.y que dijo: Por eso, el hombre dejará a su padre y a su madre para unirse a su mujer, y los dos no serán sino una sola carne? «De manera que ya no son dos, sino una sola carne. Que el hombre no separe lo que Dios ha unido.” (Mt. 19, 4-6)

Es en estas palabras de Jesús que encontramos la esencia del Sacramento del Matrimonio: una unión sagrada, instituido por Cristo, entre un hombre y una mujer.

En las palabras de los Obispos Católicos de los Estados Unidos en su carta “El Matrimonio: El Amor y la Vida en el Plan Divino”, “El matrimonio es una alianza para toda la vida de la totalidad de la vida, de fidelidad mutua y exclusiva, establecida por mutuo consentimiento entre un hombre y una mujer, y ordenada hacia el bien de los cónyuges y la procreación de la prole.”

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.